GRACIAS POR SUSCRIBIRSEConoce Aruba

CERRAR
Facebook Twitter Google+
27 de Abril 2017

Private Luxury Ocean Casa Alistaire

Caterina Valentino -
Venezuela

 

Imagina despetar con el sonido del mar;  que el agua del Caribe pase por debajo de tu cama y que puedas sentir la brisa más cálida y fresca que nuestras playas te puedan ofrecer. Imagina que todo esto courre en un ambiente decorado exquisitamente, con chandeliers traídos de los lugares más exoticos y un piano de cola que pondrá el toque glam a una estadía llena de fantasías posibles. 

 

 

Casa Alistaire, es una hermosa casa, dividida en Villas,  frente al mar que se sienta en el borde de la isla con vistas a la hermosa puesta de sol cada día.

 

 

El servicio es inigualable, sin ser invasivo. Tiene una cocina completa, lavadero, porche, muelle, una gran cubierta de 7 pies sobre el agua, un salón de licores, un comedor relajante, y una parrilla de barbacoa exterior. Un total de 5000 pies cuadrados de una casa lejos de casa, con obras artística por doquier.

 

En este mágico lugar, justo en el centro del mar, UNA CAPILLA, para decir “sí quiero”. Allí en un ambiente completamente privado puedes celebrar con el amor  de tu vida, en medio de bellezas naturales. Desde la entrada que es un túnel completamente verde,  con flores exóticas, pasando por el gran salón, hasta tu villa, tienes los fondos perfectos para que tus fotos queden espectaculares.  Es un lugar de ensueño, diseñado y creado por una visionaria que no deja ni un solo detalle al azar. 

 

Casa Alistaire tiene su página en facebook donde nos puedes encontrar y en Instagram: @Casa_alistaire también tiene la página del restaurante www.theoldmanandtheseaaruba.com

 

#TipVip: Pide la Suite Nupcial. Es la habitación más hermosa, tiene el jacuzzi incluido. El baño es al aire libre y los detalles y acabados europeos son de una exquisitez sublime. Champaign, música y el sonido del mar…no necesitarás nada más. Ah! Solo recuerda decir #SayYesInAruba 

 

Nos vemos en la isla feliz. En nuestra Aruba VIP.

 

¡Bon Bini!