GRACIAS POR SUSCRIBIRSEConoce Aruba

CERRAR
Facebook Twitter Google+
20 de Febrero 2017

ARUBA UN TESORO GIGANTESCO

Kevin Rogers -
Mexico

 

Oro en la isla de caribe Aruba


Aruba, un tesoro gigantesco en una pequeña isla al sur del Caribe.

 

Aruba, la isla que fue considerada por sus primeros colonizadores como “una isla inútil” a causa de su ausencia de oro, me sorprendió con su riqueza que va más allá de este metal preciado, que se encuentra en la belleza de sus playas, la calidez de su gente, su diversidad gastronómica, el aloe y gran industria petrolera. 

 

 

Cuatro días me bastaron para querer regresar a vivir más de Aruba. El primer sentimiento de amor por la isla lo viví en el estómago, y es que en México hay un dicho que dice: "barriga llena, corazón contento". La gran variedad de platillos típicos que probé, desde aquellos hechos con mariscos hasta los más jugosos cortes de carne y postres típicos, alegraron mi paladar para reconocer que todas las recetas arubianas son imperdibles.

 

Una cultura holandesa con un toque latino:

 

Aruba, entre muchas cosas, posee una amplia cultura. Su historia inicia a manos de colonizadores holandeses y españoles, que hoy se ha transformado en un país de poco más de 100,000 habitantes y 80 nacionalidades conviviendo en un espacio de 192 Km2. Gracias a esta multiculturalidad, su población domina a la perfección desde los 13 años de edad cuatro idiomas: el español, inglés, holandés y el idioma nativo, el papiamento, un lenguaje poco conocido que proviene de raíces latinas y que suele explicarse como una mezcla de portugués, español, holandés y lenguas indígenas. 

 

Más allá de la cultura…un sinfín de actividades:

 

Deportes extremos, visitar ruinas, albercas naturales, arte por las calles y hasta cabalgata por las montañas, son algunas de las actividades que tuve oportunidad de realizar. ¡Qué experiencia tan increíble!

 

Si visitas Aruba no olvides disfrutar de su vida nocturna y bailar al ritmo de una buena salsa. En sus bares la gente da cátedra de cómo mover el cuerpo y perder el miedo a volverte un maestro del ritmo caribeño. 

 

El mar color azul turquesa típico del Caribe, que rodea a la isla, acompañado de arena semejante al talco para bebés, es algo inolvidable. No me puedo despedir sin decir que sus playas te invitan a relajarte, a tomar el sol con una rica bebida tropical y disfrutar de lo maravillosa que es la vida. Su paisaje natural, es difícil de repetir.

 

¿Estás pensando a dónde ir? Yo te recomiendo que visites Aruba, prometo que no te vas a arrepentir.

 

Soy Kevin Rogers y, ¡no se te olvide vivir!