GRACIAS POR SUSCRIBIRSEConoce Aruba

CERRAR
Facebook Twitter Google+
16 de Enero 2017

Cuidados bajo el sol en Aruba

Samar Yorde -
Venezuela

 

Cuando vamos de vacaciones a la playa, exponerse al sol durante largas horas es inevitable, pero debemos saber que la luz solar es la fuente principal de rayos ultravioleta (UV) y las personas que se exponen demasiado tiempo a ellos tienen mayor riesgo de envejecimiento prematuro y peor aún, padecer cáncer de piel. 

 

Sin una protección adecuada, el resultado inmediato de una larga exposición al sol suele ser una quemadura que provoca ardor, sensación de calor y dolor. La quemadura solar puede afectar a muchas áreas del cuerpo, e incluso, puede llegar a producir síntomas generales como fiebre, náuseas y malestar general. 

 

Sin embargo, las lesiones provocadas por los rayos UV pueden evitarse de forma sencilla si la exposición al sol es segura y se siguen algunas recomendaciones básicas:

 

1.Usar ropa protectora: Algunas compañías actualmente hacen prendas de vestir ligeras y cómodas, mientras que protegen contra la exposición UV incluso al estar mojadas.

 

2.Limitar la exposición al sol: entre las 10:00 a.m. y las 4:00 p.m., cuando la luz ultravioleta es la más intensa. Mantenerse en la sombra durante esas horas es una de las mejores maneras de limitar la exposición a la radiación ultravioleta. 

 

3.Aplicarse bloqueador solar: Recomendamos el uso de productos con protección de espectro amplio (contra los rayos UVA y UVB) y con un factor de protección solar (SPF) con valor de 30 o superior. Los bloqueadores deben aplicarse en forma generosa y re aplicarse al menos cada dos horas para mantener la protección. Aquellos que dicen ser resistentes al agua, solo protegen la piel durante 40 o 80 minutos de estar nadando o sudando.

 

Consejo importante: cuando te aplicas correctamente un bloqueador con SPF de 30, obtienes el equivalente de un minuto de rayos UVB por cada 30 minutos que pasas bajo el sol. Por lo tanto, una hora en el sol con bloqueador solar SPF de 30 es lo mismo que pasar dos minutos totalmente desprotegidos del sol. Las personas a menudo no se aplican suficiente protector solar, por lo que en realidad reciben menos protección. Los bloqueadores solares con un SPF menor de 15 solo ayudan a prevenir quemaduras solares, no cáncer de piel ni envejecimiento prematuro de la piel. 

 

4.Protegerse con antelación: Después de aplicar la loción, debes esperar entre 20 y 30 minutos antes de tomar el sol. Esto es debido a que no todos los protectores actúan de inmediato y algunos tardan unos minutos en hacer efecto. 

 

5.Usar un sombrero: Un sombrero que tenga un ala a su alrededor de por lo menos 2 a 3 pulgadas es ideal ya que protege las áreas que a menudo están expuestas a los intensos rayos del sol, tal como las orejas, los ojos, la frente, la nariz y el cuero cabelludo. Una gorra de béisbol protege la parte delantera y trasera de la cabeza, pero no el cuello o las orejas, donde comúnmente se originan los cánceres de piel.

 

6.Usar lentes de sol: para proteger los ojos y la piel alrededor de éstos. Los lentes de sol ideales deben bloquear del 99% al 100% de los rayos UVA y UVB. Antes de comprar lentes de sol, revisen la etiqueta para asegurarse de ello. Las etiquetas que indican ¨absorción de rayos ultravioleta hasta 400 nm¨  significa que los lentes bloquean por lo menos el 99% de los rayos UV. 

 

7.Cuidados tras la exposición al sol: Si ya se ha producido la quemadura, evita cualquier tipo de contacto con la luz solar hasta que la quemadura haya sanado completamente. Además, te puedes aplicar geles calmantes en las zonas afectadas varias veces al día. Si el dolor es intenso puedes tomar analgésicos. Nunca olvides beber líquidos en abundancia y aplicar cremas hidratantes especiales de aloe vera que te hidraten y ayuden a la cicatrización de las áreas afectadas de la piel.

 

Algunas personas sólo piensan sobre la protección solar cuando pasan un día en la playa o la piscina. Sin embargo, la exposición solar se acumula día a día, y ocurre cada vez que estás bajo el sol. Los rayos UV alcanzan el suelo todo el año, incluso en los días nublados o con poco sol. Debemos tener especial cuidado en la playa ya que la arena y el agua reflejan la luz solar, lo que aumenta la cantidad de radiación UV que recibes. Recuerda que los rayos UV también pueden atravesar la superficie del agua de manera que aún nos podemos quemar incluso si estamos dentro del agua y nos sentimos frescos.

 

Sigue nuestros consejos al pie de la letra, de manera que puedas disfrutar de la isla feliz sin causar daño a tu piel!

 

Dra. Samar Yorde

@SoySaludable